Bungalow: casa pequeña en una planta

Cuando a un español se le habla de un Bungalow lo primero que se le pasa por la cabeza es una cabaña de un camping. Sin embargo, tanto en Canadá como en Estados Unidos, se le llama así a las típicas casas de una sola planta que se suelen ver en las zonas residenciales de las grandes ciudades. Y es que, en realidad, el término en la actualidad se refiere únicamente a una casa de estructura de madera de un solo piso. No tiene que ser una cabaña, no tiene que estar hecha de troncos, únicamente tiene que carecer de una segunda altura.

El nombre, que podría parecer un anglicismo, en realidad procede del hindi, de la palabra bangala. Su significado exacto es “en el estilo de Bengala”. Se refiere por tanto a las casas residenciales de estilo tradicional que se construyen con estructura de madera. Es decir, que lo que más se ajusta al término original es la definición que se la da a Bungalow en Norteamérica. Por Europa andamos tan desencaminados que, hoy en día, en España se llama de esta manera hasta a algunas casas de dos pisos sólo por tener planta cuadrada.

En nuestro caso, al hablar de Bungalows nos vamos a referir a la concepción norteamericana del término. En muchos casos, se puede confundir incluso con casas prefabricadas, dado que éstas no suelen levantar más que una sola planta. Sin embargo, los bungalows son bienes inmuebles y, por lo tanto, deben ser construcciones no modulares que se levanten sobre estructura de madera.

Se trata de un tipo de vivienda que resulta ideal para personas con movilidad reducida y familias con niños. Se reduce el trasiego que supone tener la casa dividida en dos plantas y andar subiendo y bajando todo el día unas escaleras que pueden acabar por entorpecer la habitabilidad de la propia casa. Hay gente que prefiere dividir su vivienda en planta baja para invitados y vida común, y dejar el piso de arriba como rincón privado, reservado al ámbito familiar. Pero se pueden buscar este tipo de soluciones también en casas de una planta. Una de las ventajas de hacerse uno su propia casa es precisamente esa: cualquier cosa es posible, cualquier cosa es factible.

Publicado en:
Sobre el autor

Enrique Chetrit

Enrique Chetrit

Enrique Chetrit - Gerente de Canexel. Toda una vida dedicada al sector de la construcción de casas de madera y uno de los principales impulsores de la importación a nuestro país del sistema canadiense.

4 Comentarios

  1. Felicito a la compania por estos peoyectos,me gustaria saber el coste de una casa y aparte del terreno que condicion es nesesaria para fabricarla.agradezco vuestra atencion.

    • Hola Mario, nuestras construcciones se realizan ‘in situ’, no se trata de casas prefabricadas sino de viviendas hechas a medida según los gustos de cada cliente. Puedes solicitar información a nuestro equipo comercial a través del formulario web, llamándonos por teléfono o acercándote a cualquiera de nuestras oficinas. Estarán encantados de solventar tus dudas y de facilitarte un presupuesto estimativo en función de tus necesidades y preferencias. Un saludo

      https://www.canexel.es/contacto/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *