El canadiense Frank Gehry, Premio Príncipe de Asturias

El jurado del Premio Príncipe de Asturias de las Artes ha fallado hoy a favor del arquitecto canadiense Frank Gehry. Se trata del sexto arquitecto galardonado con esta distinción y del tercero sólo en el último lustro. Si en 2012 era el español Rafael Moneo quien el jurado elegía para hacerse con el premio, en 2009 éste recaía en el arquitecto británico Norman Foster. Teniendo en cuenta que en el palmarés de las 28 anteriores ediciones sólo tres arquitectos aparecen entre los ganadores, parece evidente que en los últimos años está existiendo un resurgir de este campo como una de las grandes artes.

Mucho más que el Guggenheim de Bilbao

Si algo va asociado el nombre de Gehry en España es al diseño del museo de la capital vizcaína. Quien más y quien menos también conoce la Bodega Marqués de Riscal situada en La Rioja alavesa o el Pez Dorado del Port Olímpic de Barcelona. Pero si en España tenemos esos dos exponentes de la obra del canadiense, son muchos los países que pueden presumir de tener un Gehry dentro de sus fronteras.

Estados Unidos, por supuesto, es el país que se lleva la palma. Desde una a otra costa, no son dos ni tres los estados que cuentan con un edificio firmado por el arquitecto canadiense. Su propia casa, situada en California, es el primer y mejor ejemplo de la obra de Frank Gehry. Se podría casi atravesar el país entero yendo de edificio en edificio del arquitecto hasta llegar a una de sus obras cumbre: el Centro Stata del M.I.T. (Boston, Massachusetts).

A este lado del Atlántico también los europeos disfrutan de muchas de sus creaciones. Como España, Alemania ha recibido con los brazos abiertos al arquitecto canadiense y se pueden ver sus edificios en Berlín, Hannover o Weil Am Rhein. También en Escocia el centro Maggie’s de Dundee lleva su firma. Pero si hay una obra que deja boquiabiertos a los que se acercan a verla es la Casa Danzante de Praga. Un edificio que, sobre todo por la arquitectura que le rodea, destaca y crea un juego visual que sorprende al turista que pasea por la capital checa.

El estilo Gehry

Es uno de los arquitectos contemporáneos que mejor ha sabido expresar la arquitectura como arte. No construye edificios, sino que crea obras. Máximo exponente de la corriente arquitectónica conocida como deconstructivismo, su juego de volúmenes y formas geométricas otorgan una armonía en todos sus diseños que, unido a los materiales que emplea (sobre todo metal), les hace tener una identidad muy definida, una firma evidente. Y ese estilo que en un principio podría parecer tan único, tan incomparable con lo que le rodea, acaba creando una sinergia con el entorno, natural y arquitectónico, que hace parecer a los edificios de Gehry casi como inevitables, necesarios.

Es por tanto un arquitecto único, un innovador, un visionario. Premio Pritzker en el 89, el Premio Príncipe de Asturias de las Artes no podía hacer más justicia que recayendo en este canadiense de 85 años. Con una carrera a sus espaldas digna de los más grandes artistas y un estilo bien definido, el próximo mes de Octubre recibirá de manos del Príncipe Felipe el enésimo premio que reconoce a una de las mentes más influyentes de la arquitectura actual.

Publicado en:
Sobre el autor

Ángel Manuel Oreiro

Ángel Manuel Oreiro

Ángel Manuel Oreiro es Jefe de Obra en Canexel, su vida profesional ha transcurrido entre la construcción tradicional y proyectos de entramado ligero de madera. Actualmente es uno de los profesionales del sector con más experiencia en el desarrollo y ejecución de casas canadienses.

2 Comentarios

  1. siguiendo las maravillas de la construccion pero uds creen q esposible construir casas o estructuras en 3d printers machine me podria contestar por favor

    • Hola Hermin Piedra, en construcción casi nada es imposible. Hay arquitectos, como el último Premio Pritzker Shigeru Ban, que levantan viviendas sobre estructura de papel. Las posibilidades en arquitectura son, por tanto, casi infinitas y construir casas con 3d printers no parece ni mucho menos un imposible. Estaríamos hablando, eso sí, de casas prefabricadas, no de viviendas de alta calidad como construimos en Canexel. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *