Una casa en seis meses

Uno de los errores más comunes que se dan al hablar de casas de madera canadienses es confundirlas con casas prefabricadas, cuando se trata de dos tipos de construcción bastante diferentes entre sí. Empezando por el hecho de que las casas canadienses son bienes inmuebles perfectamente hipotecables, cualquier similitud entre este sistema constructivo y las casas modulares es marginal. El único punto en común entre estos dos tipos de construcciones es el período de ejecución que, en el caso específico de las casas de madera suele ser de entre 5 y 6 meses.

¿Por qué tan poco tiempo?

Quien más y quien menos se ha visto en la situación de comenzar una obra de las llamadas «tradicionales» sin tener muy claro cuánto tiempo iba a llevar. No sólo eso, sino que en muchos casos, lo que al principio iban a ser 10 meses, por imprevistos se convierten en un año, que se acaba alargando hasta el año y medio. En el caso de las casas canadienses, sin embargo, las fases se acortan sobremanera por diversos motivos.

Para empezar, frente a otras soluciones constructivas, al construir sobre estructura ligera de madera se eliminan los tiempos de secado casi al completo. Y es que la única fase de la obra que requiere de reposo es la cimentación, que se hace en hormigón, y el murete de apoyo del forjado sanitario, que es de ladrillo y mortero de hormigón. A partir de ahí se empieza a usar madera, tanto para el forjado sanitario como para la estructura.

Hay que tener en cuenta también que en sistemas constructivos tradicionales solamente los forjados necesitan aproximadamente un mes para secar. Ya estaríamos hablando de un mes menos de duración de la obra por planta, nada menos. Y si se habla de la tabiquería interior, de nuevo estamos ahorrando tiempo (y espacio). En el caso de las casas de madera se trata de tabiquería seca realizada con cartón yeso, conocido comúnmente por Pladur, que en realidad es el nombre de una de las empresas que lo comercializan. En construcción tradicional esta tabiquería se realiza con ladrillo hueco doble que, de nuevo, requiere de mortero de hormigón y por tanto de tiempo de secado.

Pero no sólo se ahorra tiempo al evitar el secado. Cuando una empresa se especializa en este tipo de construcción llega un punto en el que la coordinación de los distintos equipo de trabajo es tal, que antes de que una fase esté terminada se está trabajando en la siguiente. Al tratarse de una obra «limpia» en la que la maquinaria pesada apenas se usa y casi lo único que se necesita en el emplazamiento son los materiales, varios equipos pueden estar trabajando a la vez en diferentes aspectos de la vivienda (colocación de revestimiento, instalación de calefacción, jardinería…).

En definitiva, las casas con estructura de madera no sólo son una alternativa sostenible y totalmente personalizable frente a otras alternativas como la construcción tradicional o las casas prefabricadas; también es un tipo de construcción rápida donde los avances en la obra se pueden ver de día en día. Y es que en el transcurso de 6 meses desde que entra la primera excavadora en la parcela se tienen las llaves en la mano.

A continuación se puede observar un time lapse del montaje de forjado y la estructura de una casa de madera, así como un vídeo con un resumen de los seis meses que se tarda en realizar una obra:

Sobre el autor

Guillermo Valiente

Guillermo Valiente

Responsable de comunicación y contenidos dentro del departamento de Marketing de Canexel Construcciones.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
carmen morin
carmen morin
6 years ago

Quería saber cuanto sale elMetro cuadrado.
Y si aquí en Canarias hay algún establecimiento para poder ver.
Gracias.