Casa de lujo en Nueva Inglaterra

Si hace poco presentábamos una vivienda de auténtico lujo situada en los Hamptons, ahora no nos vamos muy lejos para presentar otra espectacular mansión de estilo clásico. Y es que frente a la costa norte de Long Island se encuentra Connecticut, uno de los estados norteamericanos con una mayor calidad de vida y en donde se encuentran algunas de las localidades más pudientes de todos los Estados Unidos. A apenas 30 minutos de la ciudad de Nueva York se encuentra uno de esos municipios: Greenwich. Se trata de un lugar más que representativo de Nueva Inglaterra, un pequeño pueblo de 60.000 habitantes en donde las grandes propiedades se combinan con el estilo más tradicional rural del noreste estadounidense.

Mansión americana

Con algunas referencias al gótico americano, la inspiración arquitectónica y estilística de esta gran propiedad se basa en las casas de campo de la nobleza británica. De hecho a su alrededor se extienden más  de 16 hectáreas de verdes prados que recuerdan a la campiña inglesa y que se elevan hasta la construcción que se encuentra en el punto más alto de la parcela. Con una planta casi rectangular, los 1600 metros cuadrados de vivienda se extienden de norte a sur, dando lugar a grandes ventanales a este y oeste que iluminan las majestuosas estancias de la lujosa vivienda revestida en ladrillo.

Interiores de ensueño

La construcción original data de 1916 pero ha sido completamente reformada en su interior para adaptarla a los lujos más actuales sin renunciar al clasicismo del diseño interior, basado sobre todo en los altos techos y en las amplias estancias. Grandes chimeneas de mármol y piedra caliza presiden las principales estancias, destacando sobre todo la del salón principal flanqueada por columnas jónicas, y la de la biblioteca. En esta última habitación, la magnifíca chimenea se combina con estanterías iluminadas para crear una ambiente único y sosegado.

Nueve dormitorios y diez cuartos de baño se reparten en los dos pisos de la vivienda, entre los que uno se pude mover gracias a las espectaculares escaleras o usando el ascensor con que cuenta la vivienda. Destaca también un precioso porche acristalado en el que el protagonista es siempre la luz, como en el resto de la vivienda. A todo lo anterior hay que sumarle un garaje para nada menos que seis coches. En definitiva, características de lujo para una casa de auténtico lujo.

Fuente: zillow.com

Publicado en:
Sobre el autor

Ángel Manuel Oreiro

Ángel Manuel Oreiro

Ángel Manuel Oreiro es Jefe de Obra en Canexel, su vida profesional ha transcurrido entre la construcción tradicional y proyectos de entramado ligero de madera. Actualmente es uno de los profesionales del sector con más experiencia en el desarrollo y ejecución de casas canadienses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *