Triple cristal en ventanas ¿Merece la pena?

En un mercado, el de la vivienda, que cada vez apuesta más por la eficiencia y el bajo consumo surgen mejoras y desarrollos que empujan a la mejoría de la estanqueidad, por tanto, el rendimiento energético de la vivienda. Apostar por soluciones ecológicas pasa inevitablemente por la mejoría del aislamiento de la casa, y si en ese ámbito hay un punto especialmente débil son precisamente las ventanas. Más allá de las posibles carpinterías de PVC o aluminio (de las que ya hablamos en este artículo), o de componentes como el Guardian Sun que llevan a cabo una mejora cada vez mayor de la estanqueidad, se puede incrementar notablemente el sellado de una vivienda con un triple cristal en las ventanas.

En qué consiste el triple cristal

Lo habitual en la actualidad es que las ventanas tengan, al menos, doble cristal. En el caso de Canexel el estándar en todas las viviendas son dos cristales de 4 milímetros de grosor con una cámara de aire de 16 milímetros entre ellos. Dicha cristalería además incluye, en nuestro caso, un sistema bajo emisivo de control solar que hace que la estanqueidad y el mantenimiento interior de la temperatura sean muy superiores a una ventana estándar. Ahora bien, si nuestros clientes solicitan la instalación de triple cristal, hablaremos de tres cristales también de 4 milímetros con sendas cámaras de 12 milímetros que los separan.

En una de esas cámaras, además, se inserta gas argón. Dicho gas presenta una reactividad química muy baja y, al ser más denso que el aire, refleja el calor mucho más que una cámara de aire al uso. Dicho gas conlleva una mejora en la transmitancia de hasta e 0,3 w/m2k (Para saber más sobre la transmitancia de nuestras casas puedes ver este artículo). Pero además de la mejora térmica la introducción de argón en la cámara también genera una importante reducción de posibles condensaciones, así como una notable mejora acústica reduciendo hasta en 3dB el ruido que permea a través de las ventanas a la vivienda.

Qué supone la instalación de triple cristal

El análisis de la necesidad, o no, de la instalación de triple cristal en las ventanas de la vivienda habrá de tener en cuenta los criterios básicos para la mejora de la eficiencia de una vivienda. Es decir, la ubicación, orientación, asoleamiento, incidencia de vientos, etc. Así, es habitual encontrarse con que, tras un estudio pormenorizado de las necesidades y condiciones reales de la vivienda, puede no ser necesaria la instalación en todas las ventanas de la vivienda de triple cristal, o sólo en algunas de ellas, para una mejora notable del aislamiento de la vivienda.

Por otra parte, en muchas ocasiones la propia carpintería de la casa habrá de ser distinta en función de si se opta por un cristal doble o por un cristal triple. Sin embargo, en el caso de Canexel, las carpinterías que se incluyen en todas las viviendas permiten la instalación del tercer vidrio sin mayor sobrecoste que el del propio cristal. Esto se debe a que se apuesta por un sistema de ventana que da lugar a un ancho en el que se incluyen varias cámaras de aire para una mayor capacidad de aislamiento. Y es que no sólo es el cristal de la ventana relevante a la hora de apostar por buenos cerramientos, también el grosor, el diseño, el sellado y el material de las propias carpinterías son importantes.

Sobre el autor

Silvia Muñoz

Silvia Muñoz

Administrativa de Canexel Construcciones. Silvia coordina y gestiona los diferentes proyectos que se realizan a lo largo de toda España siendo el nexo de unión entre las sedes de Madrid y Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *