El garaje ¿en planta o en sótano?

Dónde aparcar el coche puede ser un verdadero quebradero de cabeza en caso de no disponer de un espacio destinado a ello. Innumerables vueltas a la manzana, la desesperación que ello conlleva o los interminables paseos cargados con bolsas de la compra son sólo algunos de los contratiempos que genera el no disponer de una plaza de garaje. Por eso es habitual que en la vivienda unifamiliar se contemple siempre un espacio para utilizar como garaje. De hecho, hay multitud de normativas que obligan a que cierto espacio de la parcela se dedique al aparcamiento de vehículos. En este caso no tiene que ser necesariamente un garaje per se, sino un lugar habilitado a tal efecto aunque sea al aire libre. En cualquier caso, a la hora de afrontar la construcción de un garaje  para vivienda unifamiliar son dos las opciones más comunes entre las que podemos elegir: en sótano o en planta.

Garaje en sótano, ventajas y desventajas

garaje en sótano

Ventajas

  • No cuenta para la edificabilidad: al encontrarse bajo rasante, la superficie destinada a sótano en la mayoría de normativas no computa para el cálculo de la máxima superficie que se permite construir, lo cual supone un importante margen en caso de que busquemos aprovechar lo más posible dicha limitación.
  • Deja más espacio para jardín y zonas sociales exteriores: al no encontrarse en planta, y en relación con el punto anterior, no estamos dedicando un espacio específico en nuestra ‘superficie visible’ para garaje, pudiendo así aprovechar ese espacio para su disfrute.
  • Separación clara de la vivienda: no sólo se encuentra apartado el garaje estructuralmente de la vivienda, sino que además genera una separación casi psicológica al encontrarse en una planta independiente, separándose así de lo que se consideraría casa como tal a través de una barrera en altura.
  • Aprovechamiento de los condicionantes de parcela: si nos encontramos ante un terreno con un gran desnivel el propio garaje nos puede servir como método de aprovechar ese desnivel en nuestro propio beneficio. De la misma manera, si la composición del suelo es de un material blando y es necesario realizar una importante excavación para llegar al firme, se puede aprovechar ese espacio para la ejecución de un garaje. En este artículo ya describimos en su momento las claves para saber si nuestra parcela es adecuada o no para un sótano.

Desventajas

  • Rampa: necesitaremos de un espacio desde la calle a la puerta del garaje que, en función de la diferencia de altura, requerirá de su rampa correspondiente pudiendo ésta acabar ocupando un gran espacio.
  • Diferencia económica respecto a la planta: la excavación, el drenaje, el aislamiento y la estructura necesaria para la realización en sótano de un garaje es necesariamente más complicada que la realización en planta de ese mismo espacio; lo cual, evidentemente conlleva un encarecimiento.
  • Mayor trabajo técnico: A la hora de gesitonar el drenaje y el aislamiento de un sótanto, en según qué terrenos, podemos encontrarnos con ciertos problemas que requerirán de una gestión técnica más complicada que la simple ejecución de muros.

Garaje en planta, ventajas y desventajas

garaje en planta

Ventajas

  • Comodidad: tanto a la hora de dejar el coche (nos quitamos de subidas o bajadas empinadas) como a la hora de transitar entre garaje y vivienda. Con un garaje en planta nos olvidamos de subir y bajar escaleras para acceder al vehículo, cargar las maletas al llegar de viaje, descargar la compra, etc.
  • Juego estético: Mientras que el garaje en sótano suele estar más o menos oculto a nivel visual, el garaje en planta se convierte en un elemento arquitectónico más, entrando en el juego de volúmenes y cubiertas y asumiendo, por lo común, un peso importante en la fachada principal de la vivienda a nivel estético.
  • Sencillez estructural: la ejecución de un garaje en planta suele ser más sencilla que la ejecución de vivienda. En primer lugar, donde en lo que sería propiamente casa se suele llevara  cabo una cimentación con zanjas y la excavación pertinente el firme del garaje suele solucionarse con una solera de hormigón. De la misma manera, el aislamiento en ocasiones que se coloca en el garaje, o no existe, o es notablemente menor al empleado en vivienda por no ser una zona en la que sea tan necesario.
  • Posibilidad de hacerlo independiente: si disponemos de espacio suficiente en nuestra parcela cabe también la opción de no anexar el garaje a la construcción principal y dejarlo de manera autónoma.
  • Menos espacio necesario para la rampa: al no tener que realizar una trayectoria descendente el acceso al garaje requerirá de menos espacio, en general, merced a que no necesita salvar un ángulo pronunciado en pocos metros. Esto hace que sólo sea necesario guardar los pertinentes retranqueos o distancia a calle.

Desventajas

  • Computa en coeficientes de edificabilidad y ocupación: esto implica que estemos consumiendo superficie que podría ser dedicada a vivienda o porches, lo cual es un contratiempo si estamos contemplando el aprovechamiento de los máximos permitidos en parcela. De la misma manera, el garaje en planta tendrá que respetar retranqueos de la misma manera que lo hace la vivienda per se.
  • Puede desvirtuar la estética del edificio: si bien el hecho de que sea parte de la estética de la vivienda puede jugar un papel importante a la hora de gestionar los volúmenes y juegos de cubiertas a nivel estético, ello puede resultar un contratiempo al generar una zona visual que asuma mucho peso en el estilo arquitectónico de la fachada que no vaya en consonancia con la estética general.

La apuesta por un garaje en planta o en sótano se trata de una elección que, como sucede con muchas de las particularidades de una vivienda como son la orientación o el aprovechamiento del espacio, vendrá en gran medida determinada por los condicionantes de la parcela. Es por ello, que, pese a las ventajas o desventajas de una u otra concepción de este espacio, la elección del terreno habrá de hacerse con al vista puesta a lo que queremos que a futuro sea la vivienda que se construirá. En cuanto a a la estética, las posibilidades son muchas para la adecuación de un espacio como este al edificio en su conjunto, pudiendo incluso decorarse las propias puertas del garaje o emplearse para una combinación de materiales de fachada.

Si te interesa la ejecución de un garaje de manera independiente puedes echar un vistazo a los garajes que hacemos en Canexel.

Publicado en:
Sobre el autor

Víctor Colorado

Víctor Colorado

Jefe de ventas de Catalunya y Baleares. Más de una década dedicado al sector inmobiliario y la construcción canadiense le avalan. Su prioridad es la satisfacción de todos y cada uno de los clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *