El estilo clásico de Nueva Inglaterra

La tradición de construir con madera en Norteamérica se remonta al período colonial, allá por los siglos XVI y XVII. Los pioneros europeos tenían que construir con los materiales que tenían más a mano, y si algo abundaba en la costa oriental donde desembarcaron eran los bosques. En un principio las construcciones que levantaron se limitaron a simples cabañas de troncos, pero ya hacia 1620 se empezó a desarrollar el primer estilo arquitectónico propiamente norteamericano: el clásico de Nueva Inglaterra o Early New England Style.

La región conocida como Nueva Inglaterra comprende los actuales estados de Maine, New Hampshire, Vermont, Massachusetts, Rhode Island y Connecticut. Una región que acogió a los padres peregrinos, los colonos británicos que se establecieron en la zona. Se trata de una zona que presenta un clima húmedo con inviernos muy fríos, por lo que ya desde el principio se tuvo en cuenta la necesidad de construir casas que resguardasen de las inclemencias del entorno.

Inspirándose en las casas de campo tradicionales de la campiña inglesa, estos nuevos pobladores de la costa noreste del continente americano construían casas de madera de dos pisos. Una de las características más reseñables de estas casas americanas es precisamente el diseño del piso superior que, en algunos casos, se construía de manera que se generaba un voladizo respecto a la planta baja que servía de protección del viento y del agua.

Las cubiertas de aquellas casas, y de las que hoy se diseñan inspirándose en aquellos diseños, eran y son por lo general cubiertas a dos aguas. En algunos casos puntuales también se podría incluir en este estilo algunas casas con cubiertas a cuatro aguas, aunque en el siglo XVII éstas tendían a ser excepcionales.

Por otro lado, dada la época y el entorno en que se construían, se buscaba que el calor que se generaba en la chimenea llegase a toda la vivienda y no escapase de la casa. Por este motivo, la propia chimenea se construía en el centro de la casa y así ejercía de calefacción central. También en ese sentido, las ventanas tendían a ser pocas y pequeñas. En la actualidad, las casas que se construyen inspirándose en este estilo no necesitan de estas dos características más allá de intenciones estéticas.

Se trata, por tanto, de un estilo sencillo y con empaque que suele presentar una planta rectangular. El clásico de Nueva Inglaterra se puede considerar el primer estilo arquitectónico que se desarrolló en el nuevo continente. Siguen existiendo viviendas que se construyeron en torno al siglo XVII con estos diseños que se mantienen plenamente funcionales y, por supuesto, se siguen levantando casas que se inspiran en este estilo.

Fuente: Crisp Architects; Carr, Lynch and Sandell Inc; Elliott + Elliott Architecture; TMS Architects.

Publicado en:
Sobre el autor

Jorge Socas

Jorge Socas

Responsable del Servicio Posventa y terminación de obra en Canexel. Más de 15 años dedicados a la construcción de casas de madera. Experiencia y profesionalidad al servicio de los clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *