Qué debo hacer para construir con Canexel

Dar el paso de afrontar la construcción de una vivienda no es sencillo, pero una vez que empezamos a soñar lo cierto es que no existe ninguna otra manera de hacer realidad nuestra casa ideal. Las posibilidades son ilimitadas cuando tenemos la oportunidad de pensar nuestra vivienda desde cero; dando así respuesta a todas nuestras necesidades como nunca haría una casa a la que tuviésemos que adaptarnos nosotros y nuestro estilo de vida. En ese sentido en Canexel Construcciones apostamos por una labor colaborativa desde el primer día. Será cada propietario el que decida cómo habrá de ser su casa, tanto en lo que se refiere a su distribución interior como a su aspecto exterior. Todos los acabados, todos los espacios, quedarán a elección de cada persona sin ningún tipo de límite más que el correspondiente asesoramiento de nuestros técnicos y arquitectos, siendo estos últimos los encargados de diseñar y proyectar la vivienda en base a lo que cada cliente desee. A continuación damos las claves a tener en cuenta para llevar a buen puerto el viaje con Canexel.

Contactar con uno de nuestros asesores

Si es la primera vez que realizamos la construcción de una vivienda desde cero serán muchos los conceptos y los pasos que nos puedan resultar extraños o con los que podamos no estar familiarizados. En ese sentido, en Canexel contamos con un equipo de asesores que pueden resolver cualquiera de nuestras dudas dando lugar a que lo que a priori pueda resultar un proceso complicado se simplifique de manera importante. En ese sentido llevamos de la mano a cada uno de nuestros clientes en todos y cada uno de los pasos necesarios para la realización de un proyecto a medida. Desde la asesoría en la compra de la parcela hasta la elección de los acabados, cada elemento que dará forma a la vivienda se tendrá en cuenta disponiendo de toda la información necesaria pero, en todo caso, la decisión final quedará siempre en manos del futuro propietario de la vivienda. Para empezar el viaje con Canexel lo mejor que se puede hacer es hacernos llegar un formulario de contacto y así comenzar a desarrollar el proyecto con uno de nuestros asesores.

Conocer cuánto cuesta nuestra casa ideal

El proceso de adquisición o construcción de una vivienda no es comparable a la mayoría de procesos de compra. No estamos hablando de unas zapatillas o de una televisión sino de algo que va más allá de ser un simple producto. Una casa marcará nuestra vida, nuestro día a día. Por eso se trata de una decisión que habrá de tener en consideración muchos factores, desde la distribución de la vivienda hasta su emplazamiento. Sin embargo, antes siquiera de ponerse a imaginar es necesario saber cuánto podría llegar a valer una vivienda diseñada y construida a medida de nuestros gustos y necesidades. Por eso desde Canexel apostamos por facilitar siempre un primer presupuesto orientativo que tenga en cuenta las medidas de la vivienda que se quiera construir. Ese primer estudio viene dado por nuestra experiencia en lo que se refiere a la ejecución de vivienda a partir de un sistema que se actualiza mes a mes en función del coste real de cada proyecto que se lleva a cabo. Para valorar esa primera aproximación nos basamos en nuestra memoria de calidades estándar, una serie de acabados y terminaciones que, por nuestra experiencia, son las más empleadas en la mayoría de casas que construimos. Algo que no quiere decir que a la hora de afrontar cada proyecto tengamos que ceñirnos a dicha memoria, sino que cada cliente elegirá hasta el más mínimo detalle de su proyecto.

Tener parcela

Es esencial, a la hora de acometer el diseño de una vivienda, tener muy claro cuál será el emplazamiento de la misma. Y es que será precisamente la parcela el matiz que más influencia tenga en el diseño final del proyecto. La orientación, la posible inclinación del terreno, la normativa que aplique o incluso las vistas, serán conceptos que marcarán de manera clave el desarrollo de la vivienda por parte del arquitecto. Tanto es así que lo que puede ser una casa ideal para una parcela en concreto puede no serlo tanto para la parcela vecina. Por eso, antes de que nuestros arquitectos se pongan a trabajar es necesario que el terreno esté al menos en proceso de adquisición por parte del cliente. Por supuesto, desde nuestro departamento de asesoría ofrecemos toda la ayuda necesaria a cada cliente para que pueda encontrar la parcela que se adapte a sus necesidades y, cómo no, a la casa de sus sueños. Y es que son muchos los matices que pueden tener influencia en la elección de un terreno; para ello conviene echar un vistazo a este artículo.

Saber qué queremos

Nuestro departamento de arquitectos tiene una gran experiencia en el diseño de viviendas a medida, eso hace que a la hora de afrontar cada boceto sepan adaptarse a la perfección a lo que cada cliente quiere y necesita. Hay quien se inspira en casas vistas, en películas o, los más, en diseños aparecidos en portales como houzz.es o homeadore.com; pero son muchos los casos en los que un proyecto parte simplemente de sensaciones y de descripciones del estilo de vida de cada familia y son nuestros arquitectos los las interpretan para dar lugar a diseños únicos y adaptados a cada cliente. Tanto es así que no suele llevar más de dos o tres bocetos el acertar con la vivienda perfecta que el cliente añora. Por otro lado hay quien tiene claro desde el principio lo que desea y lo que necesita para su futura casa, lo cual no hace sino facilitar la labor de los arquitectos.

Cómo no, existe la posibilidad de colaborar con arquitectos ajenos a la empresa, ya que mucha gente cuenta con arquitectos entre sus amigos y familiares y prefiere que sea éstos los que plasmen su idea sobre un plano. En estos casos nuestra recomendación es siempre que dichos arquitectos tengan una reunión previa con nuestro departamento técnico para que tengan en consideración los posibles matices de nuestro sistema constructivo.

Disponer de financiación

En algunos casos los clientes disponen del dinero para costear la construcción completa, sin embargo, en la mayoría de ocasiones se recurre a la financiación del proyecto. Al ser bienes inmuebles, las viviendas que construimos en Canexel se financian a través de créditos hipotecarios bancarios al igual que cualquier vivienda de obra convencional. Las condiciones que aplicarán serán las de cualquier hipoteca de autopromoción, es decir, se tasará por parte del banco el proyecto visado de arquitecto junto al valor de tasación de la parcela correspondiente. En función de las condiciones económicas de cada persona el banco costeará cierto porcentaje de la construcción de la vivienda, un porcentaje que suele rondar el 80% del valor del terreno más el valor de la parcela. Por lo que será necesario disponer de al menos ese 20% restante.

La realización del proyecto se lleva a cabo una vez se ha firmado el contrato final con Canexel. Es por ello que una vez realizado el boceto definitivo nuestro departamento técnico se encarga de presupuestar al milímetro dicho boceto teniendo en cuenta todos los parámetros en cuanto a mediciones, acabados interiores y exteriores, calidades, etc, etc. De esta manera, estamos en disposición de ofrecer un presupuesto completamente cerrado que se respetará hasta el final de obra. Así, a la hora de proceder a la solicitud de financiación sabremos perfectamente cuál será el importe necesario para acometer el proyecto.

En ese sentido hasta que no se presente el proyecto visado del arquitecto en la entidad bancaria no estaremos en disposición de disponer de la hipoteca final. Pero si será posible realizar las gestiones pertinentes de manera previa para saber cuál será nuestro potencial económico. Es por ello que desde Canexel nos afanamos por tener en todo momento a nuestros clientes informados en relación a lo que será el coste final de la construcción de su vivienda. Es esa apuesta por la transparencia la principal seña de identidad de Canexel.

Sobre el autor

Enrique Chetrit

Enrique Chetrit

Enrique Chetrit - Gerente de Canexel. Toda una vida dedicada al sector de la construcción de casas de madera y uno de los principales impulsores de la importación a nuestro país del sistema canadiense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *