Las casas canadienses de ‘Tu casa a juicio’

Uno de los programas que más enganchan del panorama televisivo es el canadiense Tu casa a juicio (Love it or List it en la versión original). Es uno de esos programas que, sin saber bien por qué, no se pueden dejar de ver hasta que se conoce el desenlace. Rodado en el área metropolitana de Toronto, el show es un catálogo del tipo de construcción canadiense.

La mecánica del programa de W Network es bien sencilla: una decoradora y un agente inmobiliario compiten por convencer a una pareja para que elijan su proyecto. Hillary Farr, la decoradora, intentará reformar la vivienda original de la pareja para que se ajuste a sus necesidades, mientras que David Visentin, el agente, buscará encontrar una casa a la que los participantes estén dispuestos a mudarse. Ambos proyectos, además, deben ajustarse a un presupuesto limitado.

Lo que más sorprende a los espectadores españoles, en este caso, es la facilidad con la que Hillary reforma una vivienda en un corto período de tiempo y, por otro lado, la diversidad de construcciones que David es capaz de encontrar para la pareja en un radio relativamente pequeño. Y es que las casas canadienses permiten ese amplio abanico de opciones.

En primer lugar, la tabiquería interior de las casas de madera facilita la realización de reformas, permitiendo cambios en la distribución de las viviendas de una manera ágil y rápida. Por eso es tan común en este programa que se hagan cambios a mitad de obra que alteran la idea inicial que se tenía para la casa, porque se trata de estructuras fáciles de levantar y de modificar con los conocimientos adecuados.

En otro orden de cosas, como decíamos, es bastante sorprendente la variedad de construcciones que se pueden encontrar en viviendas unifamiliares en un radio relativamente pequeño. De nuevo, entra en juego el nivel de personalización al que se tiene acceso en este tipo de viviendas. Al tratarse de casas que pueden ofrecer todo tipo de soluciones y diseños a gusto del que la construye, el estilo de cada una de las que aparece en el programa varía completamente de una vivienda a otra. Desde las más estrambóticas a las más acogedoras cada casa tiene su identidad única. Y es que con las casas canadienses las posibilidades son casi infinitas.

Publicado en:
Sobre el autor

Mario Chetrit

Mario Chetrit

Mario Chetrit está graduado en Arquitectura Técnica e Informática. Actualmente es el responsable de Canexel Construcciones en Cataluña y uno de los grandes impulsores de la construcción de casas de madera en esta región.

4 Comentarios

  1. Cito: «Lo que más sorprende a los espectadores españoles, en este caso, es la facilidad con la que Hillary reforma una vivienda en un corto período de tiempo…»

    Lo que mas sorprende es lo que hace con un presupuesto muy ajustado, a ver si aprenden un poco los constructores, albañiles, fabricantes…. así seguro que todos tendrían más trabajo, además de evitar cierta situación a la que se ha llegado.

    Lo que a mi me sorprende es que en este programa tiene, en muchas ocasiones, un aspecto muy español siempre surgen problemas al abrir las paredes, chapuzas varias, estructuras demasiado débiles, cables en mal estado… pensaba que ésto sólo sucedía aquí.

    • Hola Jordi,
      La construcción en madera permite hacer presupuestos cerrados que no sufran luego modificaciones durante la obra. Una de las grandes ventajas de este tipo de construcciones es el evitar los sobrecostes que sí suelen darse al levantar otro tipo de viviendas. De hecho, en Canexel nos comprometemos con el cliente a que el precio final de la casa construida será el que se presupuestó originalmente.
      Un saludo

    • Hola Ángeles, también hacemos reformas y colocación de revestimientos. Y trabajamos en toda España. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario (https://www.canexel.es/contacto/) y estaremos encantados de facilitarte un presupuesto orientativo. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *