La casa de madera de Obama

Antes de convertirse en el cuadragésimo cuarto presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama ejerció el cargo de Senador por el Estado de Illinois entre 2005 y 2008. Desde 1996 había tenido distintas responsabilidades a nivel estatal, pero fue a partir de su elección como representante cuando se hizo con una propiedad en la lujosa comunidad de Kenwood, en Chicago. Una vivienda desde la que ejerció dicho cargo y a la que volverá junto a su esposa Michelle Obama cuando abandone la Casa Blanca.

 Una casa de madera senatorial

El matrimonio Obama convirtió este inmueble en su hogar, por lo tanto, allá por 2005. Adquirieron esta casa de madera a cambio de la nada desdeñable cifra de 1,65 millones de dólares (alrededor de 1,23 millones de euros). Sin embargo, a día de hoy se considera que el valor de esta vivienda ronda los dos millones y medio de dólares.

Puede que esa revalorización se derive del hecho de que se trata del hogar del actual presidente de los Estados Unidos. A pesar de la verdad que pueda haber en esa afirmación, no es menos cierto que Kenwood es una de las zonas más exclusivas de la ciudad de Chicago. Se trata de un área residencial de grandes viviendas unifamiliares que se fundó allá por la década de 1850 para dar cabida a la clase alta que huía de la aglomeración de la urbe.

Por lo tanto, a la condición senatorial/presidencial de la vivienda se une un emplazamiento privilegiado. No en vano, entre sus residentes más relevantes se cuenta gente como el boxeador Muhammad Ali o el bluesman Muddy Waters.

Características de la Casa Obama

La vivienda de Barack y Michelle Obama, así como de sus hijas, se caracteriza por su aspecto georgiano. Con una planta cuadrada que se proyecta en dos plantas y una tercera de buhardilla, se ajusta perfectamente a la familia de cuatro del presidente norteamericano.

En cuanto al aspecto exterior destaca la combinación de molduras blancas de remate superior de ventana con ladrillo visto en toda la fachada. Esto se combina con las columnas y la pérgola de la entrada que dan un empaque señorial al conjunto muy acorde a lo que se espera de la vivienda de un Senador estadounidense.

La vivienda en sí cuenta con siete cuartos de baño y al menos 5 dormitorios en sus casi 600 m2 de superficie. La construcción se emplaza en una parcela de 1000 m2 en la que también se puede encontrar un garaje independiente. Una casa, en definitiva, digna de un senador, incluso de un presidente.

Publicado en:
Sobre el autor

Mario Chetrit

Mario Chetrit

Mario Chetrit está graduado en Arquitectura Técnica e Informática. Actualmente es el responsable de Canexel Construcciones en Cataluña y uno de los grandes impulsores de la construcción de casas de madera en esta región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *