Cocinas integradas, la tendencia actual

Si hay algo que sabemos en Canexel, tras más de 18 años diseñando y construyendo casas de madera a medida de nuestros clientes, es de las tendencias en lo que a la distribución de una vivienda se refiere. Y hemos podido observar que, en los últimos tiempos, existe una preferencia hacia la integración de las cocinas con el salón y el comedor.

El centro de la vivienda

A la hora de diseñarse su vivienda, los clientes que se acercan a nuestra oficina suelen buscar la diafanidad y los espacios amplios. Cualquier muro de carga se puede sustituir por pilares y vigas, las cuales, si se dejan vistas, dan un aspecto estético cálido y confortable. Esto implica que, a nivel de diseño, se combinen fácilmente los diferentes espacios dando lugar a cocinas integradas con el comedor y el salón.

Más allá de esa búsqueda de los espacios grandes, lo cierto es que está en nuestra cultura el que la vida gire en torno a la cocina. Es allí donde nos juntamos en las reuniones sociales mientras el anfitrión prepara la comida, donde nos encontramos para desayunar a diario y donde a la hora de la cena nos contamos cómo ha ido el día. Es por ello que tiene el mayor de los sentidos que nuestra cocina no sea una estancia separada del otro centro neurálgico de la vida en la casa, que no es otro que el salón.

Distintas opciones

Normalmente la integración se realiza a través de una península o una isla que sirve a la vez de nexo de unión y de límite entre lo que sería la cocina y el resto de la estancia. Sin embargo, hay quien prefiere prescindir de estas soluciones instalando sólo una encimera que ocupe la pared, y así aprovechar el espacio para colocar una mesa para comer o, simplemente, integrar la cocina con la superficie del salón-comedor.

En cualquier caso, cuando se realiza este tipo de combinación entre cocina y otras estancias, es imperativo que se instale un extractor potente. El margen que se puede tener en una cocina independiente en lo relativo a la elección de campana se pierde en estos casos. Por supuesto que un diseño que favorezca una ventilación rápida de la zona de cocina ayudará, pero para evitar olores y humos es necesario apostar por la calidad en el sistema de extracción.

Es fácil, en definitiva, entender porqué de un tiempo a esta parte la combinación de la cocina con el salón se ha hecho tan común. Se genera un espacio más diáfano, con la consiguiente ganancia en iluminación natural de la vivienda, y también se socializa el espacio culinario, creando una continuidad en todo el espacio común de la vivienda. Aunque hacer esta integración, como todo en una casa a medida, quedará siempre a elección de cada cliente.

Publicado en:
Sobre el autor

Salvador Cantero

Salvador Cantero

Responsable de administración en Canexel Construcciones y agente comercial. Más de 12 años dedicados a la empresa y auténtico especialista en casas de madera.

2 Comentarios

  1. Bien, en estos momentos el debate en mi familia es la forma interior de la casa, a casi todos nos gusta una zona social amplia en la que se integre salón, comedor y cocina, con estancias abiertas al resto de la casa, pero los detractores argumentan la expansión de los olores por toda la vivienda, cosa que puede ser muy desagradable, se que hay que poner un buen sistema de extracción, pero¿ esto corta el paso radical de olores al resto de la estancia social y por ende al resto de la casa?
    ¿Tiene algo que ver la extracción con el sistema de recuperación de calor? y ¿ este sistema ha de ser combinado con un sistema calefactor? GRACIAS

    • Hola José Luis, no sólo depende de un buen sistema de extracción, lo cual es imperativo para la instalación de cocinas abiertas, también es necesario que se haga un buen estudio de los volúmenes espaciales en el sentido de que éstos no fomenten el que los olores se puedan dispersar por la vivienda. La distribución interior, en ese sentido, también debe estar pensada de manera que se eviten esas situaciones. En cuanto al sistema de calefacción, no tiene por qué afectar al de extracción. Los sistemas de recuperación de calor pueden (y deben) estar pensados para que no afecten a la dispersión de olores. En cualquier caso, estas son decisiones que se toman a la hora de diseñar la vivienda y que a nivel técnico se asesoran en función de cada caso específico. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *