Tesla Powerwall, ¿la batería del futuro?

Hace unos días se presentaba en Los Angeles la última novedad orientada al autoabastecimiento energético: la Tesla Powerwall. Ideada por una de las empresas que más han apostado por las tecnologías limpias y la innovación en cuanto a la búsqueda de la autosuficiencia energética, estas baterías prometen ser el siguiente paso hacia ciudades y casas más eficientes. Sin llegar a ser la panacea, lo cierto es que esta solución está sin duda orientada al beneficio del consumidor medio, siempre y cuando la legislación lo permita.

¿Qué es una batería de Tesla?

Lo primero que conviene aclarar es que la Powerwall no es una fuente de energía como tal, sino un sistema de almacenamiento de energía. La principal virtud es que consigue que el aprovechamiento sea mucho mayor. Hasta ahora, el sobrante energético generado por placas solares (la propia empresa Tesla Motors se encuentra trabajando conjuntamente con empresas del sector) u otras alternativas renovables se devolvía a la red. Ello implicaba que las horas de mayor producción, que generalmente coinciden con las de menos consumo, se generase una energía que no se podía aprovechar en la propia vivienda. Con este tipo de soluciones lo que se consigue es que ese superávit energético sirva para utilizarse durante las horas que menor producción se realice, creando una menor dependencia de la red y proporcionando energía durante cortes ocasionales. Todo ello controlado a través, por supuesto, de Internet.

Lo que supone para el consumo de energía

No se trata de un invento revolucionario, ni mucho menos. Baterías ya existían con múltiples formatos y aplicaciones. Lo que Tesla Motors ha hecho es incorporar esta solución a la vivienda común a un precio asequible y de una manera que hace pensar que el autoabastecimiento no tiene por qué ser una utopía. En ese sentido la compañía estadounidense, que en principio se dedicaba a la fabricación de coches eléctricos, ha enarbolado la bandera de la sostenibilidad para tratar de enseñarnos cómo serán las casas del futuro. Con dos tipos de batería (de 7kWh y 10 kWh) pero con la posibilidad de conectar hasta 9 de ellas en un mismo domicilio, ha llamado la atención de todos y va camino de establecerse con una posición dominante dentro del nuevo mercado que se abre en torno a este tipo de sistemas.

Posibilidades de la Powerwall en España

Aunque en un principio las baterías de Tesla se empezarán a comercializar a partir de este verano en los Estados Unidos la idea de la compañía es expandir el producto a todo el mercado mundial. Algo que en España será complicado con la actual legislación energética y teniendo en cuenta que ni siquiera los coches de la compañía han llegado aun a nuestro país. Y es que la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico establecía los denominados peajes que implicaba que los consumidores “ayudasen” a la financiación de costes de mantenimiento de la red. En este caso se incluía a aquellos que estuviesen conectados a la red, pero lo cierto es que con el que será el llamado Real Decreto de autoconsumo que está a la espera de entrar en vigor parece que no será necesario siquiera estar conectado a la red para que se aplique ese peaje, lo cual probablemente suponga una alta barrera de entrada para este tipo de baterías en nuestro país.

Es evidente que la energía debe ir en un futuro hacia formas de minimizar la repercusión del ser humano en el medio ambiente limitando al máximo las emisiones de CO2 y logrando sacar el máximo provecho a la energía generada. No es que la Tesla Powerwall sea la solución a todos los problemas, pero sin duda es un paso en esa dirección. Poco a poco parece inevitable que todos, desde gobiernos, empresas y particulares, se conciencien de la necesidad de aprovechar nuestros recursos sin repercutir negativamente en el planeta.

Fuente: teslamotors.com

Sobre el autor

Javier Rojas

Javier Rojas

Arquitecto técnico con más de 15 años de experiencia llevando grandes y pequeñas obras tanto en construcción tradicional como en entramado ligero de madera. En Canexel ha supervisado y gestionado la ejecución de decenas de viviendas y siempre con la satisfacción del cliente como objetivo.

3 Comentarios

  1. Bueno habiendo estudiado la ley y salvo que el real decreto diga lo contrario, nadie nos quitara de acumular energía en horario valle para gastarla en el horario punta, es decir nunca producirla, sino que almacenar la que la propia compañía nos suministra.

    • Hola José Luis, a la hora de almacenar energía en horas valle para las punta así como para disponer energía en bajones, el almacenamiento en principio no tiene por qué estar penalizado. Sí sucede esto con el autoconsumo que, cada vez más, se va pareciendo a una utopía. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *