Proyectos personalizados

Superficie, acabados, distribución, estilo, revestimiento, diseño, exteriorismo… todo, absolutamente todo se hace a gusto de cliente. No hay aspecto, por nimio que sea, que se haga sin la connivencia del propietario de la vivienda. Al no estar costreñidos por ciertos módulos o prediseños, los únicos límites a las posibilidades de la vivienda se encuentran en la imaginación de nuestros clientes, quienes, en una estrecha colaboración con nuestros técnicos y arquitectos, diseñan la casa que siempre han querido tener para que nosotros sólo tengamos que construirla. Además, gracias a las posibilidades que ofrece la estructura ligera de madera, cualquier diseño es posible, sean casas modernas o clásicas, no hay nada que no se puede construir con nuestro sistema.