Presupuesto cerrado

El presupuesto cerrado es algo a lo que nos comprometemos y podemos hacerlo gracias a que el sistema constructivo que empleamos no genera sobrecostes puesto que la presupuestación se hace al milímetro. Por supuesto, el cliente puede hacer modificaciones en su proyecto o añadir partidas durante el proceso de construcción. Pero, por nuestra parte, en ningún caso se encarecerá el coste de la vivienda, algo que sí sucede en otras soluciones constructivas donde las diferencias entre mediciones de proyecto y mediciones de obra acaban suponiendo un encarecimiento de entre el 20% y el 30% de media.