Ahorro energético

El alto nivel de aislamiento de las casas de madera hace que se consiga un ahorro de energía de entre el  50% y el  60% respecto a las soluciones constructivas más tradicionales, lo que evidentemente va unido a un ahorro económico. No sólo en el aislamiento de los muros reside el secreto de esta alta eficiencia de las casas canadienses. En Canexel nos empleamos a fondo para que en los puntos débiles de una casa a nivel de aislamiento, como son puertas y ventanas, se reduzca la pérdida de energía. Para ello, siempre estamos al día en las últimas innovaciones en lo que se refiere a eficiencia energética. No sólo eso, sino que, dada la versatilidad de nuestro sistema constructivo, estudiamos a fondo las características de cada parcela para que cada vivienda aproveche al máximo el entorno. De hecho, es con estructura de madera como se construyen las casas pasivas.