Casa Michigan

  • La casa de madera Michigan está situada en una parcela rectangular y ligeramente alargada desde la calle hacia el fondo, de algo más de 1100 m2. Estando la calle situada al Oeste se dispone de unas maravillosas vistas de la Pedriza hacia el Norte. Ligero desnivel descendente hacia el Norte. La edificación se dispone de forma que directamente a calle se sitúa un gran garaje pensado también como taller de trabajo (se abren dos ventanas hacia el Norte y un ventanal hacia el Sur para disponer de una sala con bastante iluminación).

  • Características

    • Casa 244 m2
    • Porches 2 m2
    • Garaje 73 m2
    • Salón comedor 1
    • Cocina 1
    • Baños 2
    • Dormitorios 4
    • Porches 2
    • Vestidores 1
    • Estar
    • Garajes 2
    • Descargar plano

      plano-casa
Seguir leyendo información de la casa

En un segundo término entrando por un lateral de la parcela se sitúa la entrada centrada a la vivienda, de esta forma se consigue un ahorro en las superficies de distribución. Distribución bastante común en nuestro días. En planta baja se dispone de un salón-comedor, una amplia cocina y estar pensado para un uso más familiar o de juegos (este espacio en otras ocasiones puede ser un dormitorio de invitados con su baño). En la planta alta encontramos cuatro dormitorios. Al dormitorio principal se le da una mayor importancia, ya que es de mayores dimensiones, dispone de un vestidor y un baño integrado en la habitación, y además es el mejor situado con respecto a las vistas de la montaña.

Respecto a los materiales empleados exteriormente, se utiliza una combinación de ladrillo rojizo de tres tonos y paneles pintados en color crema con rastreles de madera que sellan la unión de los paneles, imitando de esta forma las antiguas construcciones populares formadas por muros con entramados de pórticos de madera arriostrados por ladrillo o adobe y pintados exteriormente para evitar la entrada de humedad.

Existe un juego de volúmenes que se acentúa más en la fachada Norte de entrada a la vivienda. La utilización de diferentes texturas en los muros de fachada sirve para potenciar estos. Las cubiertas a dos aguas transversales a la cubierta principal enfatizan más las ventanas y volúmenes principales.
Se ha utilizado pizarra natural como material de cubrición. Las ventanas empleadas son de PVC blanco. Esta casa tiene otra ventaja constructiva, su aislamiento. Gracias a la gran cantidad de aislamiento, 14 cm de lana mineral ecológica en el muro perimetral, 16 cm en la cubierta y 8 cm en el forjado de la planta baja. Todo este aislamiento no penaliza en el ancho del muro, con lo que estamos ganando espacio al mismo tiempo que ganamos aislamiento, esto no es posible hacer en las casa de obra, ya que tienen el muro macizo por lo que aumentar aislamiento significa aumentar el muro y perder espacio útil de la vivienda.
Interiormente se ha colocado moqueta en toda la vivienda excepto en los baños y la cocina.

Publicado en: