Pinturas interiores de la vivienda

pinturas empleadas en la vivienda

El acabado interior de la vivienda va más allá del suelo o de los muebles. Conseguir que la vivienda sea un hogar y transmita lo que queremos en cada estancia de la misma depende mucho de las tonalidades y los colores que elijamos para las paredes. En ese sentido queda a elección de los futuros propietarios el color de las estancias de su vivienda. Aun así, en nuestro estándar se incluye lo siguiente:

Pinturas plásticas

Se evitan las pinturas al temple. Tradicionalmente la pintura plástica se ha utilizado sólo en zonas húmedas, como son baños y cocinas, ya que no se degrada con los vapores y ambientes más agresivos. En nuestro caso, lo utilizamos también en el resto de la vivienda para asegurar una durabilidad y una coherencia cromática permanente. En paredes la propuesta será de colores suaves mientras que en techos se pintarán en blanco. En caso de querer instalar molduras, que no estarían en principio incluidas en nuestro estándar, se pintarán normalmente en blanco al igual que el techo.

Vigas, pilares y frisos

En muchas ocasiones los diseños de interiores de las viviendas que construimos dan lugar a que se dejen vigas y pilares vistos. Éstos pueden ser meramente decorativos o, en función del diseño y distribución de la vivienda, incluso estructurales. En el caso de dejarse expuestos se barnizarán con el color que se quiera, siendo lo más habitual el acabado en tonos de madera o, en su defecto, blancos. Lo mismo sucede con los frisos que, si bien no estarían incluidos, son habituales en según qué tipo de diseños y, sobre todo, en techos tipo catedral que apuestan por estilos rústicos. En definitiva, la adecuación del estilo y el color del interior de la vivienda a los gustos del cliente es, como en el resto de casos, la principal apuesta de Canexel.