Cubiertas

cubierta de casa de madera

Una de las condiciones que más claramente marcan el estilo arquitectónico de una vivienda es su cubierta. A simple vista identificamos como moderna o clásica una casa en función de si su parte superior es plana o inclinada. Si bien es cierto que no se trata de un matiz excluyente, sí que es verdad que se trata quizá de la parte más identificativa, y cada una conlleva una serie de diferencias técnicas. En cualquier caso, desde Canexel consideramos una primera diferenciación la forma de la cubierta y, en función del estilo proponemos una serie de calidades de partida que por supuesto son completamente personalizables a gusto de cada cliente.

Cubiertas de casas clásicas

Cuando un cliente busca un estilo canadiense o clásico para su vivienda lo normal es que tenga en mente una cubierta a dos o más aguas. En este tipo de cubiertas los aleros se proyectan fuera de la fachada ofreciendo un espacio de protección para la misma tanto del sol como del agua, el cual calcula al milímetro nuestro equipo de arquitectos para aprovechar al máximo la orientación de la vivienda para rentabilizar la incidencia del sol. La cubierta, además, se ejecuta de manera que tenga una ventilación natural y se consiga así una barrera térmica más, a la par que estructuralmente implica una construcción más sólida y eficiente.

El material de revestimiento que proponemos para la cubierta de casas clásicas es la pizarra natural de color negro, o bien la pizarra canadiense, el acabado más habitual en las casas de Norteamérica. Los remates de limas y aleros, por su parte, se realizan en chapa lacada, mientras que para el revestimiento inferior de aleros proponemos un acabado de friso de madera de abeto barnizado.

Cubierta de casas modernas

La casa moderna, como comentábamos al principio, se identifica claramente con formas cúbicas y líneas rectas, además de otra serie de características. En ese sentido se requieren de unas labores de drenaje y aislamiento más complicadas de lo que sería una cubierta inclinada (en ese caso es la propia gravedad la que desagua el tejado). A la hora de evaluar un proyecto moderno en primera estancia, nuestra propuesta parte de una cubierta plana aunque en función del diseño también se puede hablar de cierta inclinación.

En caso de hablar de cubierta plana, en principio no se contemplaría como transitable aunque se trata de una opción que se puede llevar a cabo sin problema. La impermeabilización de este tipo de tejado se realiza con una doble capa de lámina asfáltica que, como material, cuenta con 10 años de garantía. El remate superior de los petos, en cambio, se ejecuta con chapa de aluminio lacado en color.

Este es el punto de partida de Canexel, teniendo claro siempre que a la postre la última palabra es de cada cliente tanto en lo que se refiere a acabados como en lo concerniente a estilo y diseño. Nuestros arquitectos y nuestro departamento técnico se encargarán de asesorar y ofrecer cualquier material susceptible de ser empleado en cubierta de manera que el aspecto y la funcionalidad de la vivienda sea, en definitiva, tal y como cada cliente lo ha soñado.