Carpintería exterior

Carpintería exterior

El aislamiento y la estanqueidad de una vivienda no depende exclusivamente del grosor de los muros y del material aislante en los mismos. Es en los huecos de fachada (puertas y ventanas) donde encontramos los puntos débiles de la casa si no se emplean los acabados correctos ni se consigue el sellado necesario para ayudar al mantenimiento de la temperatura exterior. En Canexel apostamos por una serie de calidades que hemos probado y aprobado para conseguir que la eficiencia que consiguen las casas que construimos no se vea mermada. De nuevo absolutamente todo queda a elección del propietario de la casa, lo que en principio proponemos son calidades que cumplen con el estándar de Canexel tanto a nivel estético como de calidad constructiva.

Ventanas

La propuesta de partida en lo referente a la carpintería de las ventanas es la de PVC blanco. En el caso de las viviendas de estilo moderno, dado el aspecto industrial y minimalista que en ocasiones se desea conseguir, se puede optar también por unas ventanas de aluminio en color con rotura de puente térmico. Cualquier alternativa, por supuesto, es también perfectamente susceptible de ser empleada y, de hecho, así se ha hecho en múltiples proyectos. En las casas clásicas, por su parte, cuando en cubierta se dispone de ventanas se proponen las ventanas de techo Fakro o Velux. Los vierteaguas tanto en clásicas como modernas serán de piedra caliza.

Persianas y cristales

Ya sea para casas modernas o clásicas, las persianas que se proponen de partida son de aluminio con aislamiento de poliuretano en su interior. De nuevo una apuesta por la eficicencia y la estanqueidad como también sucede con el cristal estándar que se instala en todas las ventanas. Un cristal inteligente 4/16/4 (cristal doble de 4 milímetros con 16 de cámara de aire) con control solar y bajo emisivo.

Puertas

La puerta de entrada que proponemos en nuestras casas es la que, por ejemplo, encontramos en nuestro Chalet Piloto. Se trata de una puerta de PVC blanco reforzada. En ella también se incluye aislamiento y se trabaja de manera especial la hermeticidad para que no haya ningún tipo de pérdida que pueda afectar a la eficiencia energética de la vivienda.