Planos de casas de una planta

El proceso de diseño de una vivienda va dando forma a la misma en función de los deseos, necesidades y condicionantes de cada persona y de cada parcela. El poder disponer de una vivienda que sólo se distribuya en planta baja es una apuesta por la comodidad al evitar las escaleras y algo que da una personalidad especial a la casa. En esta serie de planos mostramos algunos de los diseños que desde Canexel proponemos para que los que buscan inspiración para su futuro chalet se puedan hacer una idea de la distribución que una casa de una sola planta. Uno puede pensar en un bungalow, es decir, en una casa pequeña, o en una gran mansión que se expanda a lo ancho en vez de lo alto; el diseño siempre ha de pensarse en función de las necesidades y de las preferencias de cada persona. La casa siempre se ha de adaptar a los habitantes.

Uno o dos dormitorios

Si lo que buscas es cómo podría hacerse una casa de una sola habitación lo más sencillo probablemente es optar por una solución en planta baja. Lo mismo sucede en el caso de preferir una opción de sólo dos dormitorios, para tomar ideas ofrecemos los siguientes ejemplos:

Tres dormitorios

Si nos atenemos a las estadísticas, la vivienda más habitual es la que dispone de tres habitaciones. Para parejas con uno o dos hijos es el tamaño ideal y, como se puede ver en los siguientes planos, son muchas y muy distintas las posibilidades de distribución. Estos planos, desarrollados por nuestro estudio de arquitectura, son un punto de partida para soñar con la casa ideal.

Cuatro o más dormitorios

Si hablamos de casas grandes nos tenemos que atener a viviendas que cuenten con cuatro o más habitaciones. Hay que tener en cuenta, por otro lado, que al ahorrarnos el espacio ocupado por las escaleras en el caso de las casas de planta baja las posibilidades de distribución y rentabilización del espacio son mayores. En los siguientes planos se puede comprobar cómo desde 120 metros cuadrados podemos tener una vivienda de 4 dormitorios.

 Requerimientos para construir en una sola planta

Son muchos los clientes que se acercan a nuestras oficinas o que nos solicitan información a través de Internet preguntando por los requerimientos necesarios para construir en una sola planta. Para poder afrontar este tipo de construcción la única limitación es la parcela, no todas las parcelas cumplen con los criterios necesarios para no tener que subir escaleras. Por ello, es recomendable leer nuestro artículos sobre consejos a la hora de comprar una parcela. Cada parcela ha de tener una cédula urbanística que puede solicitarse en los ayuntamientos de cada municipio, teniendo siempre 6 meses de vigencia desde su entrega. Esta ficha urbanística va a contener las claves sobre si podemos o no construir en una sóla planta.

  1. Muchas zonas urbanas exigen igualar en algura a los vecinos, por lo que si esta normativa está recogida en la cédula de tu parcela no podrás construir en una sola planta.
  2. Otra de las normativas a tener en cuenta es el porcentaje de ocupación de la parcela, un coeficiente que se aplica a los metros cuadrados totales del terreno y del que obtenemos un resultado que indica los metros cuadrados que podemos construir en una planta. No confundir los metros de edificabildiad, que muestra los metros construidos en la suma total de todas las plantas.
  3. Retranqueos, es la distancia que hay que dejar respecto a la linde. Es decir, los metros lineales que hay que dejar respecto a los vecinos y la calle. Esta normativa muchas veces impide la construcción de una vivienda en una sóla planta, ya que puede darse la paradoja de contar con un coeficiente de ocupación que se ajusta a nuestras necesidades pero que debido a la normativa de retranqueos no podemos encajar la casa en una sóla planta.
  4. Orientación, esto no está recogido en la normativa pero es una variable a tener muy en cuenta. A veces las formas de las parcelas y la orientación de la misma juegan una mala pasada a la hora de diseñar una casa. Por eso, es muy importante tener en cuenta que el sol será muchas veces determinante a la hora de elegir construir en altura o no.
  5. En parcelas pequeñas hay que tener muy encuesta las construcciones de los vecinos, ya que estos pueden llegar a hacer sombra a tu futura casa o pueden impedir que disfrutes de unas magnificas vistas. Si los vecinos ya han construido será más fácil calcular esto, en caso contrario habrá que preveer según la normativa vigente que tipo de construcción realizarán en las parcelas colindantes.
  6. Inclinación de la parcela, aunque contemos con una parcela de grandes dimensiones, en ocasiones es casi imposible situar una casa de una sola planta. Si se trata de un terreno abrupto, esto invita a construir una casa en varios niveles, aprovechando el desnivel para escalonar la casa.
  7. Composición del terreno, a través del estudio geotécnico sabremos la composición del terreno sobre el que se quiere edificar. En ocasiones, las malas condiciones del mismo (como pueden ser arcillas expansivas) obligan a cimentar varios metros por debajo de la línea de cota, una solución que obliga a añadir una planta en sótano.

En definitiva, son muchos los condicionantes a la hora de construir una casa en una sola planta, por eso siempre es recomendable dejarse aconsejar por un equipo técnico antes de adquirir una parcela, ya que un correcto asesoramiento siempre puede prevenir cualquier tipo de sorpresa.