Techos verdes, construcción sostenible

Este verano Copenhague se convirtió en la segunda ciudad del mundo en hacer obligatoria la instalación de techos verdes en viviendas de nueva construcción. Se unía así a Toronto en el selecto club de urbes sostenibles orientadas a la máxima eficiencia. En menor medida, Suiza también dispone de leyes similares pero sin ser tan vinculantes como lo es la legislación de las capitales de Dinamarca y del estado canadiense de Ontario.

Esta decisión se une a otras en la apuesta por las ciudades eficientes y ecológicas que se lleva acabo ciertos países. Países, en su gran mayoría, cuyo sistema constructivo en lo que a vivienda unifamiliar se refiere es el de entramado ligero de madera. Una idea de cómo la tradición de construir casas de madera va siempre unida a una idiosincrasia concreta basada en el respeto al medio ambiente y la apuesta por un modelo limpio y renovable.

Qué es un techo verde

Los techos verdes, o Green Roofs, como su propio nombre indica son cubiertas en las que la parte superior de las mismas se encuentran revestidas de vegetación. El disponer de este tipo de soluciones en una ciudad supone una serie de ventajas evidentes:

  • Aumento de las zonas verdes urbanas
  • Absorción de humedad y agua, reduciendo los peligros asociados a grandes precipitaciones.
  • Filtración de contaminantes y del CO2 del aire, así como, por supuesto, generación de oxígeno.
  • Barrera acústica.
  • Regulación de la temperatura.
  • Filtro para los rayos solares nocivos.
  • Aumento de la vida útil de los techos.

Estas son sólo algunas de las ventajas de implementar este tipo de cubiertas en zonas urbanas donde cada vez resulta más difícil encontrar parques o pulmones que hagan que la ciudad respire. Sin embargo, por mucho que pueda parecerlo, no se trata de una moda nueva o de última generación. Y es que ya en las civilizaciones más antiguas se veía la necesidad de hacer más verdes las zonas urbanas, como máximo exponente de ello no habría más que tener en cuenta los jardines colgantes de Babilonia.

Cómo se hace un Green Roof

No todo son ventajas, evidentemente, en la instalación de este tipo de cubiertas. Aunque lo cierto es que las desventajas son pocas. En primer lugar está la evidente: el precio. El coste de realizar una cubierta verde doblaría, en la mayoría de los casos, el de ejecutar una cubierta estándar. Un coste que, dadas las mencionadas ventajas, compensaría a todas luces.

Por otro lado, es necesario contar con una superficie de cubierta que sea capaz de aguantar un peso superior al habitual, ya que hay que contar con las plantas que se quieran poner, pero además tener en cuenta el peso de la tierra, del sistema de regado, etc. Se necesita de un reforzamiento de la estructura, en definitiva, para poder instalar esta solución sin riesgo.

Los pasos a seguir a la hora de realizar una obra de este tipo serían los siguientes:

  • En primer lugar se reforzaría la estructura y, como hemos comentado, se prepararía para aguantar el peso de la cubierta verde, teniendo en cuenta que también habrá de soportar el tránsito de personas.
  • Añadir un sistema de drenaje para evitar que la humedad del jardín de cubierta pueda llegar a la estructura.
  • Impermeabilizar el techo.
  • Añadir la tierra para cultivo (mezcla de abono órganico y tierra). A poder ser, que sea tierra ligera o con poco peso.
  • Plantar el jardín.
  • Por último, evidentemente, sería necesario instalar un sistema de regadío.

En definitiva, las cubiertas o techos verdes son un sistema que, como todo aquello que mejora la calidad de vida, tiene unas ventajas que exceden de manera abrumadora las posibles desventajas. Si en ciudades como Toronto o Copenhague, y en un país como Suiza, ya se ha legislado en favor de este tipo de soluciones, lo normal sería que cundiera el ejemplo y se convirtiesen en una moda que progresivamente se implantase en el resto del mundo. De momento se trata de una decisión que queda en manos de cada propietario. Serán ellos los que decidan construir su casa así o hacer la pertinente adaptación de su vivienda actual. Será una apuesta por el futuro, y  una apuesta verde será siempre una apuesta ganadora.

Fotografías: Feldman Architecture. Natural Balance & GreenRoof Asia

Sobre el autor

Pablo Sanz Buesa

Pablo Sanz Buesa

Pablo Sanz Buesa es uno de los arquitectos nacionales con más experiencia en el diseño de casas de madera, ha desarrollado cientos de proyectos que le consolidan como un referente dentro de la construcción con entramado ligero de madera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *